jueves, 15 de enero de 2009

Atapuerca lleva a París una exposición sobre los primeros europeos


 
 

Los primeros fósiles conocidos de seres humanos en Europa, hallados en el yacimiento burgalés de Atapuerca, han desembarcado en París en una exposición que durante tres meses estará abierta en el Museo del Hombre.

FUENTE | ABC Periódico Electrónico S.A. 15/01/2009

La exposición ocupa 400 metros cuadrados del Museo del Hombre, que decidió retrasar la renovación de sus locales para acoger una muestra que maravilló a sus responsables. El encargado de la renovación del museo, Jean-Pierre Mohen, decidió aplazar tres meses las obras en su centro -que concluirán en 2012- tras conocer el valor de las piezas que los responsables de Atapuerca estaban dispuestos a exponer en París.

No pudieron resistir al poder de atracción de piezas tan importantes como una falange de 1.300.000 años, considerado el fósil más antiguo descubierto en Europa y que apareció en las excavaciones burgalesas el pasado verano.

"Por eso, quisimos que nuestra última exposición antes de la renovación fuera un relevo al Museo de la Evolución Humana que se está construyendo en Burgos", aseguró el director del Museo del Hombre, Bernard-Pierre Galey.

La muestra servirá también para promocionar el futuro Museo de la Evolución, que se está construyendo en Burgos, por lo que los restos de Atapuerca estarán también en el pabellón de España de la Exposición Universal de Shangai de 2010, dijo Herrera.

Allí podrán admirar de nuevo el fósil humano europeo más antiguo. Pese a su delicada silueta, el hueso, perteneciente al dedo meñique de un individuo, está llamado a ser el principal foco de atracción de la exposición, según los organizadores.

Juan Luis Arsuaga, uno de los comisarios de la exposición y responsable de la excavación de Atapuerca, afirmó que en París están "algunas de las piezas más importantes del mundo" de la paleo-antropología y, además de la falange, destacó "el 'cráneo número 5', el fósil más completo conservado de este tipo, o la única pelvis completa que hay en el mundo", que tiene medio millón de años de antigüedad y que sus descubridores bautizaron como 'Elvis'.

Son piezas más jóvenes, pero su importancia arqueológica es indudable, según reiteró Arsuaga. De unos 800.000 años, el fragmento original del cráneo y de maxilar del llamado 'Chico de la Gran Dolina' aporta la originalidad de que muestra restos de canibalismo en lo que se considera como la primera prueba datada de este fenómeno.

Algo más reciente, de hace medio millón de años, pero mucho mejor conservado, es el cráneo conocido como 'Miguelón' -bautizado así en honor al ciclista Miguel Indurain-, que pertenece a la especie 'Homo heidelbergensis'.

Otro de los comisarios de la exposición, también encargado de la excavación de Atapuerca, es Eudal Carbonell, para quien ver el fruto de su trabajo expuesto en el Museo del Hombre de París tiene una importancia particular, puesto que fue en ese centro donde hace casi 30 años hizo su doctorado.

"Entonces nos hacíamos las grandes preguntas de la evolución humana, ahora venimos con una exposición que demuestra que esas preguntas se pueden contestar", aseguró el arqueólogo. La importancia del yacimiento burgalés le ha permitido hacerse un hueco en un país, Francia, que es la cuna de la investigación paleo-antropológica, según Carbonell.

"Francia ha sido donde se ha larvado todo el gran proceso del conocimiento de la evolución humana y el pueblo francés tiene un gran conocimiento sobre esta evolución. Ahora España juega un papel relevante en este terreno y esta muestra es una prueba de ello", afirmó.

Arsuaga no se queda corto a la hora de valorar la importancia de Atapuerca, "el proyecto más importante de la prehistoria mundial". Por eso, el arqueólogo consideró que Atapuerca constituye el lugar "más importante del mundo en el tema de la evolución humana" y que su amplitud sólo puede ser comparada con "una región o un continente".