lunes, 26 de enero de 2009

La Enciclopedia Británica on-line | Encyclopaedia Britannica

 
La 'Britannica' se abre a los usuarios

Tras 241 años como reserva del conocimiento, la Encyclopaedia Britannica, permitirá a los usuarios editar sus artículos. Con éste y otros cambios que se irán incorporando a su versión on-line, el director de la veterana institución, Jorge Cauz, quiere recuperar el espacio que le ha robado la Wikipedia en sus ochos años de existencia. En una entrevista concedida a The Sydney Morning Herald, Cauz también ha arremetido contra el buscador Google por devolver los resultados de la Wikipedia siempre por encima de los de la Britannica.

FUENTE | Público 23/01/2009

Cauz, que está de visita en Australia, ha aprovechado la entrevista para dar a conocer los cambios que prepara para la edición en Internet de la Encyclopaedia Britannica. El más relevante es el ofrecimiento a los internautas a participar en su elaboración. Todos los usuarios registrados (deberán incluir sus nombre y dirección real) podrán hacer correcciones y añadidos a uno de sus 65.000 artículos.

SUPERVISIÓN DE EDITORES

Eso sí, los cambios no se incorporarán de forma inmediata. Editores de la Britannica, que cuenta con 100 dedicados a tiempo completo, revisarán las modificaciones antes de añadirlos. Algunos usuarios, reconocidos por el staff de la Britannica, podrán también crear sus propios artículos. En ambos casos, los textos se incluirán también en la edición impresa, que se publica cada dos años.

"La Britannica definitivamente no es tan popular" como la Wikipedia, reconoció su director en otra entrevista concedida recientemente a una periodista de The Times. Según los datos que el mismo Cauz dio, mientras el sitio de su enciclopedia recibe una media de 1,6 millones visitantes al día, la Wikipedia supera los 6 millones.

La razón de estas cifras no es tanto la diferencia de calidad entre una y otra. Para Cauz, la culpa es de Google. Según él, el algoritmo del buscador no debe hacerlo muy bien cuando siempre coloca en primer lugar a la Wikipedia. "Mucha gente la usa porque toca todos los temas y es el resultado número uno en Google. Los internautas no van directamente a la Wikipedia necesariamente", dijo, en sus declaraciones al periódico australiano.

Cauz, como en anteriores ocasiones, no dejó pasar la ocasión para atacar a la Wikipedia, afirmando que tiene poca calidad. "Lo que es muy desafortunado es que cuando se trata de conocimiento, de lo que realmente permite o no avanzar al hombre, tendemos a no discriminar y esto es algo problemático", dijo.

Autor:   Miguel Ángel Criado